¿Qué está pasando con las artes textiles?

Tejidos de Carnita de Dosmilvacas

¿Cómo una forma de expresión pudo ser relegada al ámbito del «trabajo femenino» y considerada como «labores del hogar»?

A lo largo de la historia, el arte textil ha sido subestimado y marginado, postergado a la esfera de lo doméstico y lo femenino. Las mujeres han sido las guardianas de estas habilidades transmitidas de generación en generación, pero sus contribuciones rara vez han sido reconocidas en el mundo del arte en el mismo nivel que las prácticas tradicionalmente masculinas. Esta dicotomía de género ha perpetuado la invisibilidad de estas formas de arte y ha reforzado estereotipos arraigados sobre el trabajo y la creatividad femenina.

El manto azul de Cathy Álvarez Valle , Carnita Álvarez Valle y Reme Remedios de Dosmilvacas

Sin embargo, observamos cómo desde hace algunos años, muchas y muchos artistas están retomando y reinterpretando prácticas tradicionales, otorgándoles un nuevo significado en el contexto del arte contemporáneo.

Es interesante, como en esta VIII edición de Hybrid Art Fair, hemos encontrado un gran número de obras y artistas, con una destacada presencia femenina, que han hecho resaltar estas técnicas, haciendo brillar en concreto el arte textil. Nos ha resultado muy interesante ver como la utilización del tejido como base, el bordado y el hilo como principales herramientas, muestran el renacer de las artes textiles. 

Aire de Cristina Ortega

Estos soportes y técnicas, asociadas convencionalmente al trabajo femenino y artesano, están ahora siendo reinterpretadas en el contexto del arte contemporáneo, elevando lo que una vez se consideraron artes domésticas a la categoría de arte de vanguardia.

(De izquierda a derecha) Obras de Mariem Iman, Ariana Macedo Domínguez y Debaga

Esta pasada edición, pudimos disfrutar en el programa general de expositores desde las esculturas con mármol e hilo de cuero de Noemi Arrocha , los bordados de Debaga, o las piezas de Marcela Siilvestre (Fundación Proarte), las piezas tejidas de Ariana Macedo Domínguez del espacio Bloc Art de Perú, hasta los trabajos de las artistas de Dosmilvacas, Cathy Álvarez Valle, Carnita Álvarez Valle y Reme Remedios, con sus piezas bordadas o una colcha enorme conformada por trozos de telas teñidas mediante cianotipia; pasando claramente por la obra de Chen Sheng Wen (Yiri Arts), quien aborda la problemática ambiental mediante una fusión de desechos naturales y bordados sobre bastidores de diferentes tamaños.

La sección Displaced, donde artistas sin representación exponen sus propuestas en las zonas comunes del hotel, despunta también con estas técnicas y presenta a varias artistas que de la misma forma trabajan con hilos y tejidos. De 13 propuestas, 3 de ellas abordan estas técnicas: las Enganchadas con su Banquete en el jardín, la obra Aire de Cristina Ortega, y Vestía traje de punto ilusión de Mariem Iman que entremezcla el bordado con el soporte plástico.

Obra de Marcela Siilvestre

Este cambio de enfoque nos invita a reflexionar sobre el verdadero legado de nuestras ancestras y la influencia que están teniendo hoy en la evolución del arte contemporáneo utilizando elementos asociados a lo tradicional, para explorar temas como el feminismo, la sexualidad o la precariedad laboral.

Obra de Chen Sheng Wen

¿Qué opinas sobre este cambio de paradigma?

¿Qué narrativas crees que contienen estas obras?

Te animamos a investigar en los perfiles de nuestras artistas para descubrirlo.