Admiral Arte Contemporáneo

Málaga, España

Director: Antonio Sánchez Marín

Proyecto de gestión cultural, comisariado, art dealer, producción de obra, gestión de espacios expositivos y cooperación internacional.

Artistas:
Silvia Lermo
Cristina Vela
Eryk Pall
Pablo Caro Revidiego
Irene Mala
Blinky R. Rodríguez (José Luis Serzo)

Artista invitada performance: Cristina Savage

Exposición: 

“Tras el retrato. Cartografías del ser.” es un proyecto cultural comisariado por Sara Sarabia, cuya obra se despliega, tal como se refiere el título, en el territorio del retrato, aumentando los límites de lo que puede ser dicho sobre el sujeto, el retratado, pudiendo ser cualquiera de nosotros. El retratista trasciende el rostro, buscando expresiones de la personalidad, la historia del individuo, acercando el sujeto al espectador. Detrás del retrato nos encontramos con mapas de significados, momentos y finales. Se exhiben los recorridos, las historias y reflexiones de artistas, donde la perspectiva del retrato recorre un mapa de significados que van desde uno mismo a lo que le rodea, al territorio, la vecindad, la extrañeza, la superficie y la iconografía; artistas que usan el retrato como recurso para proyectar distintas formas de ser y de mirar.

Pablo Caro Revidiego, es un observador, un aventurero, con una visión casi taxonómica del mundo, una especie de explorador a lo Darwin. Él nos mostrará su última serie de dibujos realizados con grafito, lápiz acuarelable y tinta, diseños de nidos donde habitan pájaros que han recogido en sus vuelos los restos del naufragio de otros hombres. Animales casi humanos que habitan sobre personas o de sus escombros.

Silvia Lermo, nos abre la puerta al realismo de los cuerpos de sus amigos; una cartografía de sentimientos, la expresividad del cuerpo, la sal, las salinas y el sudor de sus acuarelas. En el proyecto «Salitre» hace referencia a su vida. Con esta serie ha querido investigar sobre su infancia, viajando al epicentro de su niñez, a las montañas de sal, al mar, a la tierra de la que, de una forma u otra su obra se siente arraigada.

Irene Mala, con un bagaje importante en proyectos editoriales, nos enseñará a través de sus dibujos los sinsabores del amor, la soledad, las dificultades del día a día y ese afán de superación y supervivencia. En la pintura de Irene es frecuente encontrar la desolación del individuo en sus distintas vertientes, pero desde un punto de vista irónico y ridículo donde la tragedia se vuelve más dulce.

Eryk Pall, desarrolla su trabajo en grafito sobre papel, proyectando su yo en paisajes de carácter onírico, arquitecturas flotantes o rotas, suelos inestables, personajes clonados, repetidos, cuerpos que penden, que cuelgan. En ellos, se habla de la deconstrucción, de castillos de naipes, reflexiones sobre el tiempo, el espacio, el cuerpo, la fragilidad y el despiece.

Blinky R. Rodríguez (José Luis Serzo), es un extraño y auto-declarado “intruso” en la escena del mundo del arte. Suele colaborar con el artista José Luis Serzo, y en más de una ocasión se han confundido sus roles. En su esquiva trayectoria encontramos textos para artistas de diversa índole, así como raros comisariados de exposiciones, de corte narrativo.

Cristina Vela, con su delicadeza con el bolígrafo y el grafito nos realiza un bello recorrido por la sexualidad femenina. Entremezcla la sexualidad y la sensualidad, la religión y las santas torturadas, la ropa interior como fetiche o reliquia. Nos enseña mujeres de blanca piel, sus huesos, las perforaciones en sus cuerpos, tatuajes, vendas y braguitas, la manzana y la serpiente. Bellas princesas y malvadas mujeres.

La exposición se completa con la performance del artista invitado Cristian Savage, el alter-ego de la artista
norteamericana Cristina Savage, que basa su obra en el papel social, sexual y artístico de la mujer
en el siglo XXI. Cristian Savage propone un juicio abierto a los pilares del patriarcado, subvirtiendo
expectativas sociales con su propia existencia. Con el deseo de descentrar el discurso religioso de
la doctrina oficial, ofertando la posibilidad de la anarquía de la autogestión de creencias y
diversificación de los sistemas arcaicos.