Susana Pardo Gallery

Barcelona, España

www.susanapardo.gallery

Directora:
Susana Pardo Martínez

Susana Pardo Gallery es un espacio deslocalizado cuyo objetivo es posibilitar la intersección entre formas de crear, producir y difundir el arte contemporáneo. Un territorio que se articula entre lo virtual y el arte en vivo, donde lo visual oscila de lo experiencial a lo registrado en el documento de texto, imagen o audiovisual. En este proyecto caben todas las disciplinas de las artes visuales: pintura, dibujo, escultura, fotografía, vídeo arte o video instalación, intervención, performance, pero también la poesía o la música, además de cualquier variante o fusión de las mismas. La galería cuenta con el espacio Estudio Mínimo para intervenciones, eventos, exposiciones y experiencias artísticas, sin perder el foco en la apuesta por un arte que se desubica y sale de su zona de confort, por una genuina vocación de acercarse al público, animándole a ser parte activa y movilizar su pensamiento crítico e imaginación en los procesos de percepción, comprensión y participación del arte. Es del interés de esta galería fomentar un terreno de exploración e investigación artística a través del denominado “laboratorio”, un lugar de posibilidades y conexiones entre el pensar y el hacer.

Artista:
Manuel Granados

Exposición:
El proyecto expositivo “Árbol para un paisaje” del artista Manuel Granados parte de la crisis contemporánea que se erige alrededor de la producción de residuos y la contaminación que generan los modos de producción actuales. La ideología de consumo y la civilización del desperdicio son conceptos que producen escalofríos, siendo este último el que da el  título al libro de Jürgen Schuldt “La civilización del desperdicio, Psicoeconomía del consumidor” (Ed. Universidad del Pacífico, 2003), en el que añade a todos los problemas medioambientales, las terribles consecuencias que el derroche de dinero y las mercancías producen a nivel psicológico en el consumidor.

La obra de Manuel Granados habla de las huellas que deja nuestro consumo. En sus fotografías arma “naturalezas muertas” poetizando el residuo, como elemento capaz de generar comunidad. El proyecto incide en volver a conectar sociedad y naturaleza, proponiendo estrategias que pongan en juego a todos los agentes sociales. Desde el respeto a la pluralidad y utilizando herramientas que nos hacen humanos (arte, pensamiento y ciencia), proponemos un ejercicio de diálogo que fomente repensar los medios de producción para una gestión sostenible.

Manuel Granados propone como primer acto ecologista el conocimiento del yo, para una gestión consciente de lo necesario y lo superfluo. Su serie “Árbol para un paisaje” reconoce la importancia de la conexión entre elementos de diferente índole; con las proyecciones sobre cualquier superficie (ya sea en la naturaleza o superficies construidas por el hombre) y la elaboración de árboles con productos de desecho, objetos rescatados de la basura, plantas y animales muertos, juguetes rotos, plásticos, tejidos, papeles,… y ponerlos en relación, les concede un orden del que emerge un organismo mayor: un árbol que se ramifica como el sistema circulatorio de los seres vivos llevando el oxígeno a todas las células del cuerpo. De este modo se reinventa el escenario cotidiano, un paisaje nuevo dotado de alma, una ficción constructiva que pretende animar a ir más allá de lo corporal para comprender el verdadero reto: la comunicación; el intercambio de calidad entre las personas y con el entorno es el alimento real generador de vida y bienestar.